FHUC / Noticias

La UNL entregó el Honoris Causa a Alicia Camillioni

La Educadora es la primera mujer que recibe la máxima distinción que otorga la Universidad. Luego del acto brindó una conferencia en el Paraninfo.

En el marco del acto de Inicio de las actividades académicas 2017, se entregó el título Doctor Honoris Causa a la Prof. Alicia Wigdorovitz de Camilloni.

Es la primera vez que la UNL otorga su máxima distinción a una mujer, y el nombre de Camilloni fue por propuesta de la Facultad de Humanidades y Ciencias, junto con la de Arquitectura, Diseño y Urbanismo.

El rector de la UNL destacó, en sus palabras, la caslidad académica de Camillioni, de una vida consagrada al estudio en el campo educativo y, especialmente la calidad humana.

Del acto participaron la Secretaria Académica de la UNL, Prof. Laura Tarabella, el decano de la FHUC, Prof. Claudio Lizárraga y el decano de la FADU, Arq. Carlos Sastre, entre otras autoridades universitarias presentes.

En sus palabras de agradecimiento Camillioni dijo sentirse emocionada por la distinción otorgada por la UNL, pero, agregó que sentía un profundo orgullo que la UNL incluya en el conjunto de las distinciones entregadas previamente a la Educación, de la cual ella era una ocasional representante.

Posteriormente a la entrega de la distinción, la reconocida pedagoga ofreció la conferencia “Una enseñanza orientada al desarrollo de la creatividad”.


 

Aportes

Según consta en la Resolución 574/16 del Consejo Directivo de FHUC, que data del 25 de octubre de 2016, la Prof. Camilloni "ha desarrollado y desarrolla una prestigiosa carrera docente desde el año 1965 en diversas casas de altos estudios nacionales y extranjeras, cumpliendo funciones de enseñanza de grado y posgrado".

Además, se destaca su "compromiso intelectual, no solamente en las producciones bibliográficas y su participación en procesos formativos de posgrado, sino también en su incesante tarea en la gestión institucional universitaria, manifestando su compromiso con los destinos de la universidad pública en los procesos democráticos".

También en la FHUC, sus aportes han sido claves para la transformación de la Escuela Universitaria del Profesorado en Facultad, en 1987, como así también para la concreción de acciones de transformación y diversificación curricular, de autoevaluación y diseño de políticas académicas.

“Es enorme su aporte al sistema educativo, pero aún más grande su compromiso con la educación pública”, remarcó el decano de la FHUC, Prof. Claudio Lizárraga, quien agregó que “su labor fue fundamental en el rearmado del sistema universitario luego del retorno a la democracia, y en el papel que, como referente académico indiscutido, desempeñó en los años 90, en defensa de la universidad pública”.

Trayectoria

Sobresale como una personalidad de reconocida trayectoria en el ámbito de la educación superior en nuestro país y en el extranjero, manteniendo estrechos vínculos con esta Universidad durante varias décadas de trabajo fructífero, en la formación de posgrado, como asesora académica y referente pedagógica. Además, ha sido consultora en proyectos institucionales, planificación curricular y en extensión universitaria.

Alicia Wigdorovitz de Camilloni es Profesora de Filosofía y Pedagogía, egresada del Instituto Joaquín V. González (1959), Miembro Honorario de la Academia Nacional de Educación Especialista en didáctica y educación superior. Profesora Emérita de la UBA. Además de UNL, dicta cursos de posgrado en distintas universidades. Fue Profesora en institutos de formación docente terciarios. Asesora de un gran número de organismos educativos nacionales e internacionales. Secretaria de Asuntos Académicos de la UBA (1986-2002) y Vicerrectora de la Universidad de Palermo (2002-06). Dictó cursos y conferencias en más de diez países. Realizó investigación, consultoría y capacitación para organismos públicos y privados. Publicó numerosos trabajos en revistas especializadas y es coautora de varios libros. Recibió las becas de la IEA (1971) y de la Fundación Fulbright (1974) y el Diploma al Mérito como Caballero de la Orden de las Palmas Académicas (Francia, 2001), Primer Premio a la Obra Teórica de Educación en la 34ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, entre otras distinciones.